Quién es Eva Mireles, la maestra que usó su cuerpo como escudo para proteger a sus alumnos en el tiroteo de Texas

La hermosa maestra de mi hija fue la maestra que fue asesinada en Uvalde, TX. Eva (Sra. Mireles) le enseñó a Gabby en la escuela primaria.
eh24

Salvador Ramos, un hombre armado de 18 años, abrió fuego el martes en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, dejando un saldo de dos maestras y al menos 19 niños muertos.

Eva Mireles, docente de cuarto grado, fue una de las víctimas mortales que se ganó el respeto de todos por la forma en la que luchó por proteger a sus alumnos.

Según los reportes, el tirador ingresó a Robb Elementary en Uvalde a las 11:32 a.m, minutos antes le habría disparado a su abuela en casa y destrozó su automóvil cerca de la escuela.

 

 Irma García de 46 años, fue otra de las maestras que falleció en el tiroteo. Enseñaba en la escuela Robb Elementary School desde hacía 23 años y en 2019 fue reconocida por su gran labor como docente. Irma trabajó con Eva en la escuela por cinco años, estaba casada y tenía cuatro hijos.

La profesora Irma fue otra de las víctimas mortales durante el tiroteo

 

El próximo jueves estaba previsto el cierre de año con el que darían inicio las vacaciones de verano sin embargo, el superintendente escolar, Hal Harren, anunció que la escuela permanecerá cerrada y que todas las actividades se han cancelado.

El gobernador Greg Abbott identificó a Salvador Ramos, quien nació en Dakota del Norte pero vivía en Uvalde. Informó que fue abatido por un agente de Aduanas y Patrulla Fronteriza que vio lo que estaba pasando y corrió a la primaria Robb para ayudar sin refuerzos.

 

 Abbott reveló que el atacante portaba una pistola y también llevaba puesto un chaleco antibalas. Dos fuentes policiales confirmaron a CBS News que además de la pistola, portaba un rifle semiautomático AR-15 y tenía también cargadores de municiones de alta capacidad cuando entró en la escuela.

De acuerdo con Everytown Support Fund, cuando se trata de cómo los niños estadounidenses están expuestos a la violencia armada, los tiroteos en las escuelas son solo la punta del iceberg.

Cada año, más de 3500 niños y adolescentes son asesinados a tiros y 15 000 más son baleados y heridos. Se estima que 3 millones de niños en los Estados Unidos están expuestos a tiroteos por año. Por si fuera poco, el impacto de ser testigo de tiroteos puede ser devastador y tener consecuencias a largo plazo ya que aumenta las probabilidades de que las víctimas sufran trastornos de depresión, ansiedad y de estrés postraumático.

Quiza te interese